Hucha

Una hucha común para el desarrollo sostenible

Nace oficialmente el Fondo Conjunto para la Agenda 2030, una herramienta de financiación a través de la cual se recaudarán los recursos necesarios para lograr sus objetivos por un mundo mejor. España ha aportado 10 millones de dólares.

El Fondo Conjunto de las Naciones Unidas para la Agenda 2030 ha sido presentado varias veces desde que se creó en junio de 2017, pero este lunes ha nacido oficialmente en la sede de la ONU en Nueva York. Amina J. Mohammed, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas, ha sido la encargada del lanzamiento de esta herramienta multidonante para la financiación del progreso del mundo en los próximos 12 años; una hucha común en la que Estados, organismos internacionales y el sector privado están llamados a meter dinero por el bien común global. España ya lo ha hecho con una aportación de 10 millones de dólares procedentes de recursos no utilizados del anterior Fondo ODS, que se cerrará en diciembre de este 2018. “Unirnos a esta iniciativa era una oportunidad que no podíamos dejar pasar, sobre todo en momentos en los que nuestras posibilidades presupuestarias son limitadas. Esperamos que funcione bien”, explica Cristina Pérez, directora general de políticas de desarrollo sostenible, sobre la apuesta española por esta nueva herramienta.

“Para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los países más pobres necesitarán una inversión de entre 3,3 y 4,5 billones de dólares al año en sectores estratégicos”. Lo decía Helen Clark, quien era administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), pocos días después de la aprobación en septiembre de 2015 de la agenda que debe guiar la acción de la comunidad internacional hasta 2030. “No solo la ayuda oficial al desarrollo desde Occidente tiene que cubrir esa necesidad”, resumía así, en una línea, los más de 134 puntos que contenía el Acuerdo de Adís Abeba, alcanzado apenas dos meses antes. En aquel documento los 193 países de la ONU pactaron de dónde y cómo se obtendría la financiación necesaria para costear los programas y acciones para el progreso social global y la preservación del planeta. Continuar leyendo aquí.

AGUDO A. (24/04/18). Una hucha común para el desarrollo sostenible. EL PAÍS. Recuperado de https://elpais.com/elpais/2018/04/23/planeta_futuro/1524483061_401301.html