Encuentro Internacional para la Sostenibilidad de las Zonas Áridas

Las zonas áridas y semiáridas incluyen el complejo de biomas más grande del planeta tierra y donde habita el 40% de la población humana. Esta zona se caracteriza por un nivel extraordinariamente alto de diversidad de todos los reinos bióticos y proporciona una riqueza de bienes y servicios de los ecosistemas para el bienestar humano en todo el mundo. Además, el conocimiento ecológico tradicional indígena de grandes poblaciones campesinas y pastorales, agregan una enorme riqueza cultural a estos ecosistemas. Sin embargo, la mega-riqueza en taxones, funciones y culturas está amenazada, debido al incremento de la población humana, cambio climático, cambio de uso de suelo, degradación y pérdida de los ecosistemas.

Dentro de este marco, la semana del 22 al 27 de mayo de 2017 se está llevando a cabo el Encuentro Internacional para la Sostenibilidad de las Zonas Áridas está organizado por la Red RISZA y apoyado económicamente por CONACYT, el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD), la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, A.C. (IPICYT). Este encuentro internacional convocará especialistas científicos en sistemas socioecológicos, desertificación, cambio climático, modelos climáticos regionales, biodiversidad marina y terrestre, gobernanza, etc; tomadores de decisión, representantes del gobierno, de las ONG, y sociedades civiles, para compartir la ciencia del estado del arte, desarrollar redes de investigación regional e acción y explorar la fundación de plataformas novedosas para la colaboración, el monitoreo participativo del ambiente, y la capacitación para contribuir en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible con enfoque a los ODS 13, 14, 15 y 17 (http://www.un.org/sustainabledevelopment/sustainabledevelopment-goals/), las metas de Aichi para la diversidad biológica (https://www.cbd.int/sp/targets/), y el Protocolo de Nagoya en zonas áridas a nivel global.