En el día mundial del Parkinson, académicos de la UNAM revelan evidencia de factores tóxico-ambientales y genéticos para su ocurrencia.

Aún se desconoce la causa de la mayoría de los casos de la enfermedad de Parkinson (EP), pero hay evidencia de que en éstos influyen factores genéticos y tóxico-ambientales, planteó José Bargas Díaz, del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM.

Se aduce la incidencia de estos últimos tras haberse detectado que el riesgo de desarrollar este mal aumenta luego de estar en contacto con insecticidas, herbicidas y pesticidas como la rotenona o el paraquat, añadió el investigador en el marco del Día Mundial dedicado a este padecimiento.

Para ver la noticia completa dar clic aquí.