Cómo el cambio climático está alterando el ciclo del agua 

Los intensos monzones y las extremas sequías tienen algo en común: el ciclo del agua. El calentamiento global está influyendo en este crucial sistema, que hace posible toda la vida en la Tierra.

¿Qué es el ciclo del agua?

En pocas palabras, el ciclo del agua es el proceso por el cual este recurso natural se mueve a través del suelo, los mares y la atmósfera de la Tierra.En sus tres fases naturales -ya sea gaseosa, líquida o sólida- el agua forma parte del ciclo natural que renueva continuamente el suministro que nosotros y cualquier otro ser vivo necesitamos para sobrevivir.

Del suministro total y finito de agua en el mundo, el 97% es agua salda. El 3% restante de agua dulce es el que utilizamos para nuestra supervivencia. Sin embargo, la mayor parte está encerrada dentro del hielo, o en las profundidades de los acuíferos. Por este motivo, solo el 1% del suministro total del mundo está disponible para mantenernos vivos.

¿Cómo funciona el ciclo del agua?

El agua que contienen los lagos, ríos, océanos y mares se calienta constantemente por el sol. Al calentarse la superficie, se evapora, escapando a la atmósfera. Una vez en el aire, el vapor comienza a enfriarse y a condensarse formando nubes. Cuando se acumula suficiente vapor, las gotas suspendidas empiezan a fusionarse y a aumentar de tamaño.

Finalmente, se vuelven demasiado pesadas y caen al suelo en forma de lluvia, de nieve o de granizo, según la temperatura del aire. Esta precipitación recarga los ríos, lagos y otras masas de agua, por lo que el ciclo comienza otra vez.

Leer más…

Translate »