Australia tiene cada vez más días propicios para incendios “catastróficos”

image1170x530cropped[1]

El cambio climático y el aumento de las temperaturas están contribuyendo a que el país sufra, cada vez, incendios más graves. El de 2019 ha sido el segundo periodo de enero a octubre más cálido registrado en Australia desde hace 110 años, con lo que ha aumentado el número de días en los que los fuegos son más factibles.

Los expertos meteorológicos de la ONU, haciéndose eco de los llamamientos del Gobierno de Australia, han pedido a la población que extreme el cuidado ante los graves incendios que sufren en el este del país y que ya han dejado al menos tres víctimas mortales.

“Además de la amenaza física inmediata, cuando las autoridades emiten un mensaje de peligro de incendio catastrófico, el mensaje básicamente es: “Sal, aléjate “, explicó a los periodistas Clare Nullis, portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La Oficina de Meteorología de Australia define la situación como “en evolución y peligrosa”, y Nullis añadió que las condiciones probablemente seguirán siendo secas, con poco o ningún pronóstico de lluvia. “Los incendios se deben a una combinación de factores que incluyen baja humedad del suelo, calor y, lo que es más importante, dirección y velocidad del viento”, explicó.

Nueva Gales del Sur ha declarado la emergencia ya que partes del estado, incluyendo el área metropolitana de Sydney y Queensland, enfrentan un peligro de incendio “catastrófico”, el nivel más alto nivel de advertencia. “Catastrófico no es una palabra que los servicios meteorológicos utilicen a la ligera”, decía la portavoz que pedía a la población que abandone esas áreas.

Aunque los incendios forestales y de pastos son comunes en Australia, cada vez son más graves por el aumento de las temperaturas.

2019, el segundo más cálido en 110 años.

Servicio de bomberos y emergencias de Queensland

 

“Según la Oficina de Meteorología de Australia, el de 2019 ha sido el segundo periodo de enero a octubre más cálido registrado en Australia desde hace 110 años”, dijo Nullis, y agregó que el número de días que se consideran propicios para los incendios ha aumentado. “Ha habido un aumento asociado en la duración de la temporada de incendios y el cambio climático, incluido el aumento de las temperaturas, que están contribuyendo a estos cambios.

Según la OMM, muchas comunidades en riesgo enfrentan vientos de 60 a 80 kilómetros por hora y temperaturas de entre 35° C y 39 ° C.

Aunque se pronostica un frente de clima frío que puede aliviar los riesgos de incendio, “una combinación de vientos secos y racheados y un cambio en la dirección del viento hace que las personas en las áreas afectadas deben permanecer vigilantes”, insistió Nullis.

Entre 1967 y 2013, los grandes incendios forestales de Australia causaron más de 8000 heridos y 433 muertos. Durante el mismo período, los incendios forestales costaron aproximadamente 3200 millones de dólares.

Fuente: https://news.un.org/es/story/2019/11/1465311

Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis

tsunami-67499_960_720

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis.

Este año se cumple el 15º aniversario del tsunami del océano Índico, en el que 230.000 personas perdieron trágicamente la vida en 14 países. Desde entonces, ha habido grandes mejoras en los sistemas de alerta temprana, no solo en el océano Pacífico, sino también en el océano Índico, el Caribe, el Atlántico Nordeste y el Mediterráneo, entre otros, gracias a lo cual se han salvado muchas vidas.

Sin embargo, se desprende claramente del aumento en las pérdidas económicas durante los últimos 20 años que aún no hemos captado del todo la importancia de que las infraestructuras esenciales estén protegidas de los desastres. Esto es fundamental para evitar las interrupciones en los importantes servicios públicos durante los tsunamis, los terremotos y los fenómenos meteorológicos extremos.

Los riesgos siguen siendo inmensos. Se calcula que 680 millones de personas viven en zonas costeras bajas; en 2050, podrían superar los 1.000 millones. Al mismo tiempo, el aumento del nivel del mar causado por la emergencia climática puede exacerbar aún más el poder destructivo de los tsunamis.

La reducción del riesgo será crucial en nuestro empeño por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis, aliento a los gobiernos, las autoridades locales y el sector de la construcción a que trabajen en pro de un desarrollo en el que se tengan en cuenta los riesgos e inviertan en la resiliencia.

 

Fuente:

ONU México (2019). Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis. Recuperado el 06 de noviembre de 2019 de: http://www.onu.org.mx/mensaje-del-secretario-general-con-motivo-del-dia-mundial-de-concienciacion-sobre-los-tsunamis/

Cofepris recomienda evitar el consumo de ranitidina por sustancia cancerígena

pills-384846_1920

 

 CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) recomendó a la población evitar la compra y consumo de medicamentos que contengan ranitidina, usada para aliviar la acidez estomacal.

La Cofepris destacó que en las investigaciones que realiza descubrieron en ese medicamento la presencia de la impureza N-nitrosodimetilamina (NDMA), que incrementa el riesgo de padecer cáncer, por lo que, junto con el Esquema de Cooperación de Inspección Farmacéutica (PIC’s) y las redes de información de las agencias regulatorias, lanzó las siguientes recomendaciones:
  • Además de no consumir ranitidina y consultar al médico sobre otras opciones terapéuticas, la dependencia propuso usar productos de venta libre para aliviar los problemas estomacales.
  • Al personal médico se le instó a que no prescriba medicamentos que contengan ranitidina y que reporte cualquier reacción adversa relacionada con este medicamento, a través de e-reporting, disponible en la sección de Farmacovigilancia o en el correo electrónico farmacovigilancia@cofepris.gob.mx
  • En cuanto a las farmacéuticas y sus distribuidores, se les exigió suspender la comercialización de todos los medicamentos que contengan la sustancia, en tanto se toman las medidas necesarias para garantizar la seguridad en el producto.
  • A los titulares de los registros sanitarios de los medicamentos que contienen ranitidina, se les pidió suspender la fabricación, distribución y venta de estos productos.
  • En un comunicado difundido el pasado sábado 5, la Cofepris informó que la N-nitrosodimetilamina en concentraciones por encima del límite considerado seguro y durante largos períodos de exposición, puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer.

Sin embargo, en aquel momento indicó que, al no contar con la evidencia suficiente para sugerir la suspensión de los tratamientos con ranitidina, “el riesgo de suspenderlo es mayor que el de la probable exposición al NDMA”. Y fue hasta este martes cuando pidió abandonar el consumo de ese medicamento.

Para mayor información sobre medicamentos y otros insumos para la salud, la Cofepris puso a disposición del público su página web: https//www.gob.mx/Cofepris y el teléfono 800 033 50 50 para cualquier consulta.

 

Fuente: Vergara, Rosalía (2019). Cofepris recomienda evitar el consumo de ranitidina por sustancia cancerígena. Proceso. Recuperado el 30 de octubre de 2019 de: https://www.proceso.com.mx/605187/cofepris-recomienda-evitar-el-consumo-de-ranitidina-por-sustancia-cancerigena

Cursos con Bioq. Esp. Julieta Borello

Cartel_doble_corto

1) Curso denominado: “PLAGUICIDAS EN EL AMBIENTE: COMPORTAMIENTO Y ANÁLISIS”
Instructor: Bioq. Esp. Julieta Borello
Adscripción: Centro de Excelencia en Productos y Procesos (CEPROCOR), Córdoba, Argentina
Lugar: Salón de seminarios Emilio Rosenblueth
Fechas: 27 a 29 de noviembre de 2019
Horario: de 9:00 a 12:00

2) Curso corto denominado: “Sustancias emergentes: antibióticos y antiinflamatorios: Importancia y análisis”
Instructor: Bioq. Esp. Julieta Borello
Adscripción: Centro de Excelencia en Productos y Procesos (CEPROCOR), Córdoba, Argentina
Lugar: Salón de seminarios Emilio Rosenblueth
Fechas: 3 de diciembre de 2019
Horario: de 9:00 a 13:00

cartelcartaBIOQJulietaBorello-01

Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018, Factores de riesgo psicosocial en el trabajo-Identificación, análisis y prevención.

people-1492052_1920

Las Normas Oficiales Mexicanas que emite la Secretaría del Trabajo y Previsión Social determinan las condiciones mínimas necesarias en materia de seguridad, salud y medio ambiente de trabajo, a efecto de prevenir accidentes y enfermedades laborales.

La NOM 035 tiene como objetivo establecer los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como para promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo.

De acuerdo con el campo de aplicación, la NOM 035 rige en todo el territorio nacional y aplica en todos los centros de trabajo.  Sin embargo, las disposiciones de esta norma aplican de acuerdo con el número de trabajadores que laboran en el centro de trabajo. Derivado de lo anterior, existen tres niveles:

  • Centros de trabajo donde laboran hasta 15 trabajadores;
  • Centros de trabajo donde laboran entre 16 y 50 trabajadores, y
  •  Centros de trabajo donde laboran más de 50 trabajadores.

Por lo que el centro de trabajo debe determinar en qué nivel se encuentra, para que cumpla con las disposiciones que le corresponden de acuerdo con el número de trabajadores que emplea.

La NOM 035 entra en vigor en dos etapas, las cuales delimitan los requisitos con los que los centros de trabajo tendrán que dar cumplimiento:

1ª. Etapa – 23 de octubre de 2019

  • La política; las medidas de prevención; la identificación de los trabajadores expuestos a acontecimientos traumáticos severos, y la difusión de la información.

2ª. Etapa – 23 de octubre de 2020

  • La identificación y análisis de los factores de riesgo psicosocial; la evaluación del entorno organizacional; las medidas y acciones de control; la práctica de exámenes médicos, y los registros.

Fuente: STPS (2019). Recuperado el 29 de octubre de 2019 de: https://www.gob.mx/stps/articulos/norma-oficial-mexicana-nom-035-stps-2018-factores-de-riesgo-psicosocial-en-el-trabajo-identificacion-analisis-y-prevencion

Curso corto: Sustancias emergentes. (03/12/2019)

Curso_sustancias

CURSO CORTO

SUSTANCIAS EMERGENTES: ANTIBIÓTICOS y ANTIINFLAMATORIOS, IMPORTANCIA Y ANÁLISIS

Ponente:
Bioq. Esp. Julieta Borello, CEPROCOR, Argentina
Ubicación:

Salón de seminarios “Emilio Rosenblueth”, Edificio 1, Instituto de Ingeniería, UNAM, Ciudad de México

Introducción al tema del estudio de las sustancias emergentes con énfasis en antibióticos y antiinflamatorios de uso veterinario, su importancia en el ambiente y su análisis. Se presentarán definiciones y conceptos, análisis en agua y suelo, además, perspectivas de regulación.

Curso corto con valor curricular. Entrada gratuita previa inscripción. Cupo limitado. Se entregará constancia de asistencia al finalizar el evento.

Inscripciones con Rosa María Flores Serrano al correo electrónico: mpenat@iingen.unam.mx. Mayores informes al tel: 5556233600 Ext 8653

Curso: Plaguicidas en el ambiente. (27-29 de Nov. 2019)

Curso Plaguicidas

Curso.

Plaguicidas en el ambiente: Comportamiento y análisis. 

Ponente:

Bioq. Esp. Julieta Borello, CEPROCOR, Argentina

Ubicación: 

Salón de seminarios “Emilio Rosenblueth”, Edificio 1, Instituto de Ingeniería, UNAM, Ciudad de México

Introducción al tema del estudio de los plaguicidas, su importancia en el ambiente y su análisis. Se presentarán definiciones y conceptos, normativas internacionales, mecanismos de transporte, toxicocinética, toxicodinamia y análisis en diferentes matrices (agua, suelo, tejidos).

Curso con valor curricular. Entrada gratuita previa inscripción.

Cupo limitado. Se entregará constancia de participación con 80% de asistencia.

Inscripciones con Rosa María Flores Serrano al correo electrónico: mpenat@iingen.unam.mx. Mayores informes al tel: 5556233600 Ext 8653

La Antártida aún libera cloro radiactivo de pruebas de armas nucleares

mountains-482689_1280

La Antártida aún libera cloro radiactivo de pruebas de armas nucleares

Ciudad de México. Las capas de hielo de la Antártida todavía están liberando cloro radiactivo de las pruebas de armas nucleares marinas en el Océano Pacífico en la década de 1950, según un nuevo estudio.
Esto sugiere que las regiones de la Antártida almacenan y ventilan el elemento radiactivo de forma diferente a lo que se pensaba anteriormente.
Los científicos usan comúnmente los isótopos radiactivos cloro-36 y berilio-10 para determinar las edades de hielo en los núcleos de hielo, que son barriles de hielo obtenidos al perforar las capas de hielo. El cloro-36 es un isótopo radiactivo natural, lo que significa que tiene una masa atómica diferente que el cloro regular. Parte del cloro-36 se forma naturalmente cuando el gas argón reacciona con los rayos cósmicos en la atmósfera de la Tierra, pero también se puede producir durante las explosiones nucleares cuando los neutrones reaccionan con el cloro en el agua de mar.
Las pruebas de armas nucleares en Estados Unidos llevadas a cabo en el Océano Pacífico durante las décadas de 1950 y 1960 causaron reacciones que generaron altas concentraciones de isótopos como el cloro-36.
El isótopo radiactivo llegó a la estratosfera, donde viajó por todo el mundo. Parte del gas llegó a la Antártida, donde se depositó en el hielo de la Antártida y ha permanecido desde entonces.
Otros isótopos producidos por las pruebas de bombas nucleares marinas han vuelto principalmente a los niveles previos a la bomba en los últimos años. Los científicos esperaban que el cloro-36 de las pruebas de bombas nucleares también se hubiera recuperado.
Pero una nueva investigación en el Journal of Geophysical Research: Atmospheres de la American Geophysical Union (AGU) encuentra que la región de Vostok de la Antártida continúa liberando cloro radiactivo a la atmósfera. Dado que el cloro 36 producido de forma natural se almacena permanentemente en capas de nieve de la Antártida, los resultados indican que el sitio sorprendentemente todavía tiene cloro artificial producido por pruebas de bombas en los años cincuenta y sesenta.
“No hay más cloro 36 nuclear en la atmósfera global. Es por eso que debemos observar los niveles naturales de cloro 36 en todas partes”, dijo Mélanie Baroni, geocientífica del Centro Europeo para la Investigación y la Enseñanza en Geociencias y Medio Ambiente en Aix-en-Provence, Francia, y coautora del nuevo estudio.
Estudiar el comportamiento del cloro en la Antártida puede mejorar la tecnología de datación por hielo, ayudando a los científicos a comprender mejor cómo evolucionó el clima de la Tierra con el tiempo, según los autores del estudio.
En el nuevo estudio, Baroni y sus colegas examinaron las emisiones de cloro en diferentes partes de la Antártida para comprender mejor cómo se comporta el cloro con el tiempo en áreas donde la nevada anual es alta versus las áreas donde la nevada es baja. Los investigadores tomaron muestras de hielo de un pozo de nieve en Vostok, una estación de investigación rusa en la Antártida Oriental que recibe poca acumulación de nieve, y las compararon con muestras de hielo de Talos Dome, una gran cúpula de hielo a aproximadamente mil 400 kilómetros de distancia que recibe mucha acumulación de nieve cada año.
Los investigadores analizaron muestras de ambos sitios para determinar las concentraciones de cloro-36 y determinaron cuánto cloro estaba presente en el hielo de Vostok de 1949 a 2007 y cuánto había en el hielo de Talos Dome de 1910 a 1980.
Los resultados mostraron que el cloro-36 en el hielo Talos Dome ha disminuido gradualmente con el tiempo, manteniendo solo cuatro veces el nivel de cloro natural-36, en 1980. Sin embargo, el hielo de Vostok mostró niveles muy altos de cloro-36, con la parte superior con niveles de 10 veces la concentración natural esperada en 2008.
Los niveles consistentemente más altos sugieren que la capa de nieve Vostok todavía está liberando cloro radiactivo de las pruebas de bombas nucleares marinas de los años 1950 y 1960. La cantidad de radiactividad es demasiado pequeña para tener un efecto en el medio ambiente, pero los resultados son sorprendentes porque un isótopo radiactivo diferente producido por las pruebas nucleares ya había vuelto a los niveles prebombas en Vostok, según los autores del estudio. Habían planteado la hipótesis de que el cloro-36 se comportaría de manera similar.
También compararon las muestras de hielo de Vostok con muestras del mismo sitio tomadas en 1998. Midiendo la profundidad de cada muestra, encontraron que el cloro-36 se había acercado a la superficie de la capa de nieve, lo cual fue sorprendente, según Baroni. El cloro no solo se propagaba a la atmósfera desde la superficie firme de la capa de nieve, sino que se elevaba desde las profundidades de la capa de nieve, lo que significa que el cloro es más móvil de lo que los científicos pensaban anteriormente.
Actualmente, los científicos planean perforar un núcleo de hielo de 1.5 millones de años en la Antártida y comprender cómo Vostok libera cloro artificial 36 podría mejorar la forma en que los científicos usan el isótopo para obtener datos del antiguo núcleo de hielo, dijo Baroni.
Determinar cómo se mueve el cloro-36 nuclear artificial en las zonas de baja acumulación de nieve durante el siglo pasado podría servir como un ejemplo microcósmico de cómo el cloro-36 natural se ha acumulado en los paquetes de nieve en el último millón de años, según los autores del estudio. Los resultados dan más información a los futuros científicos que usan el isótopo para fechar el hielo antiguo y descubrir el clima pasado de la Tierra, según el estudio.

Referencia:
Europa Press, La Jornada. La Antártida aún libera cloro radiactivo de pruebas de armas nucleares. Recuperado el 21 de octubre de 2019 de: https://www.jornada.com.mx/ultimas/ciencias/2019/10/16/la-antartida-aun-libera-cloro-radiactivo-de-pruebas-de-armas-nucleares-4459.html

Perder o desperdiciar menos comida ayudará a conservar el medio ambiente

qqqq

Las carreras hacia la seguridad alimentaria y la sostenibilidad del medio ambiente pueden beneficiarse si disminuyen la pérdida y el desperdicio de alimentos, pero para ello hace falta contar con datos precisos, establecer metas claras y crear políticas adecuadas para la realidad de cada región agrícola y cada país, señala la FAO en una nueva publicación


El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación y nos invita a reflexionar sobre esta aparente contradicción, que nos conduce a la siguiente pregunta: ¿Qué medidas se están tomando para garantizar que todas las personas reciban los alimentos suficientes?

Justamente este miércoles, el Secretario General de las Naciones Unidas recordaba en su mensaje por la efeméride que la conmemoración de hoy representa un llamamiento mundial en favor del Hambre Cero y que 820 millones de personas no tienen suficiente comida.

La disminución de la pérdida de alimentos ayuda a la sostenibilidad del medio ambiente, mientras que la reducción de los desperdicios beneficia la seguridad alimentaria, según se desprende del informe sobre el Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2019 “Progresos en la lucha contra la pérdida y desperdicio de alimentos”, dado a conocer este lunes.

El estudio elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recuerda que los Objetivos de Desarrollo Sostenible plantean para 2030 la reducción a la mitad del desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores, y la reducción de las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha.

La FAO afirma que para que las estrategias que buscan la reducción de la pérdida y el desperdicio de comida sean eficaces deben basarse en una comprensión clara y multidimensional del problema.

Para empezar hay que definir qué es pérdida y qué es desperdicio. En términos generales, se consideran pérdidas las que se producen a lo largo de la cadena desde la cosecha, el sacrificio o la captura hasta el nivel minorista, aunque sin incluirlo. El desperdicio, en cambio, se da en el nivel de la venta al por menor y en el consumo.

En la actualidad, las pérdidas de alimentos a nivel mundial se estiman en 13,8%, lo que equivale a unos 400 millones de dólares.

El informe reconoce que disminuir la pérdida y el desperdicio de alimentos requiere inversiones de dinero o tiempo que algunos actores de la cadena de suministro podrían considerar superiores a los beneficios.

Además, los vínculos entre la pérdida y el desperdicio de alimentos, y la seguridad alimentaria y los efectos ambientales, son complejos.

 

fuente: news.un.org