Cómo la tecnología puede ayudar a combatir el cambio climático

El papel fundamental de la tecnología en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la creación de resiliencia ante los impactos del cambio climático se destacó en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Bonn en junio.

Dos temas de particular importancia fueron: cómo brindar apoyo técnico a los países en desarrollo en la implementación de sus planes nacionales de acción climática (NDC); y cómo impulsar tecnologías para fortalecer la adaptación costera y oceánica, como los sistemas de alerta temprana. Ambos temas son cruciales para ayudar a lograr los objetivos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“La tecnología le da al mundo lo que es posible para ayudar a que las NDC sean más ambiciosas”, dijo Ambrosio Yobanolo de Real de Chile, presidente del Comité Ejecutivo de Tecnología (TEC) en un evento sobre el papel de la tecnología en la construcción de NDC más ambiciosas.

Omedi Moses Jura, presidente del Centro y Red de Tecnología Climática (CTCN) Consejo Asesor, ofreció una descripción general de los hallazgos clave de un nuevo TEC-CTCN publicación conjunta incluyendo cómo superar los desafíos técnicos, financieros e institucionales relacionados con la adopción de tecnologías. El TEC y el CTCN actualizarán la publicación conjunta el próximo año.

Leer más

Argentina entró en default ambiental: nuestros recursos naturales están en números rojos

Nuestro país ya consumió los recursos naturales que puede producir durante todo el año. Esto indica que, durante los próximos meses, estaremos consumiendo a crédito los recursos futuros, al haber utilizado el capital natural y presupuesto ecológico previsto para todo el 2022.

Basado en datos de la Huella Ecológica, que mide los recursos naturales que tenemos y cómo los utilizamos, este año el Overshoot Day o Día del Exceso de la Tierra en Argentina es el 24 de junio, momento a partir del cual nuestro país agotó los recursos naturales disponibles para todo el año y generará una nueva “deuda ambiental”.

Esta iniciativa, realizada por Global Footprint Network (GFN), busca generar conciencia y actúa como indicador global de la velocidad en la que estamos “consumiendo el planeta”. Esta fecha calendario no corresponde a una fecha fija sino que se modifica año a año, basada en el consumo y uso que la humanidad realiza de los bienes y servicios naturales y la capacidad de respuesta que tienen los ecosistemas para reponer esos recursos. En Argentina se estimó para el 24 de junio, un mes antes de la fecha global que será el 28 de julio.

Leer más

5 de junio de 2022 “Día Mundial del Medio Ambiente”

Hace 50 años, el 5 de junio de 1972, se celebraba la Primera Conferencia de las Naciones
Unidas sobre el Medio Humano en Estocolmo bajo el lema “Una sola Tierra”. Allí se decidió
la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y se
designó el 5 de junio de cada año como el Día Mundial del Medio Ambiente. En su
Declaración final se encuentran varios de los principios rectores de la gobernanza ambiental
mundial.
Este año se realizará la conferencia Estocolmo+50: un planeta sano para la prosperidad de
todos – nuestra responsabilidad, nuestra oportunidad. Será una reunión internacional para
conmemorar el 50º aniversario de la Conferencia de Estocolmo de 1972, para acelerar la
implementación de la Agenda 2030 y lograr una recuperación sostenible de la COVID-19.
La consigna “Una sola Tierra” vuelve a ser el lema del PNUMA, para enfrentar las tres crisis
planetarias que amenazan nuestro futuro: la crisis del cambio climático, la de la pérdida de la
biodiversidad y la de la contaminación y los desechos. También destaca la necesidad de vivir
de forma sostenible, en armonía con la naturaleza, a través de cambios sustanciales impulsados
por políticas y elecciones cotidianas que nos guíen hacia estilos de vida más limpios y
ecológicos.
Este lema nos recuerda el enfoque promovido por la Organización Mundial de la Salud: «Una
sola salud» (One Health) llamando a la colaboración de múltiples disciplinas que trabajan
local, nacional y globalmente para prevenir, detectar y responder eficazmente a los desafíos
de salud que surgen del relacionamiento entre humanos, animales y medio ambiente.
La resistencia antimicrobiana es un problema de salud ambiental global que requiere atención
con esta perspectiva “Una sola Tierra – Una sola Salud”. Desde 2015, la Organización
Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para
la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)
vienen llamando la atención sobre este tema, y líderes de todo el mundo han reafirmado su
compromiso de desarrollar planes nacionales de acción frente a la resistencia antimicrobiana.
En 2016, la Directora General de la OMS decía “La resistencia a los antimicrobianos supone
una amenaza fundamental para la salud humana, el desarrollo y la seguridad. Los
compromisos asumidos hoy deben traducirse ahora en medidas inmediatas y eficaces para
salvar vidas en los sectores de la salud humana, animal y ambiental. Se acaba el tiempo.”
En algunos países el número de fallecimientos a causa de la resistencia antimicrobiana ya
supera anualmente a los producidos por accidentes de tránsito.

Uno de los problemas de contaminación y desechos menos visibles es el generado por los
residuos de antibióticos que contribuyen a la resistencia antimicrobiana, la cual se ha
acentuado durante la pandemia. También se encuentran raíces en la mala gestión de los
residuos, de los efluentes de los establecimientos asistenciales y en el abuso y mal uso de
antibióticos tanto en la salud humana como animal.
Las aves migratorias diseminan genes de resistencia a antimicrobianos, ciertas prácticas de la
producción ganadera también son factores de resistencia antimicrobiana, los animales de
compañía contribuyen a este problema.
Estas tres afirmaciones ya nos indican que estamos ante un problema de salud ambiental
transfronterizo que requiere un abordaje desde “Una sola Tierra – Una sola Salud”.
La Sociedad Iberoamericana de Salud Ambiental quiere aprovechar este 5 de junio, en el
marco del Día Mundial del Medio Ambiente, para hacer un llamado a la acción en este tema,
incorporando por parte de los Gobiernos y demás entidades reguladoras, la dimensión de la
salud ambiental en los Planes Nacionales frente a la Resistencia Antimicrobiana y en las
estrategias para el control de la contaminación asociada al uso, manejo y disposición de
fármacos para humanos y animales.
Todo este escenario llegará a niveles superiores cuando los derechos de la naturaleza tengan
el nivel importancia que ahora tienen los derechos humanos.
Todoslos derechos para todoslos seres vivos y entonces el planeta tendrá esperanzas.
Adhieren
:
Asociación Argentina de Disfagia (AAD)
Asociación Argentina de Geología Médica (AAGM)
Asociación Argentina de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (AIDIS Argentina)
Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR)
Asociación Argentina de Medicina y Cuidados Paliativos (amycp)
Asociación Argentina de Salud Mental (AASM)
Asociación Argentina de Salud Pública (AASAP)
Asociación Argentina de Sexología y Educación Sexual (AASES)
Asociación de Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina (AATRA)
Asociación de Profesionales en Salud Ambiental de Costa Rica (ASOPROSA)
Asociación de Psicólogos y Psicólogas de Buenos Aires (APBA)
Asociación de Toxicología Clínica Colombiana (ATCC)
Asociación Entrerriana de Nutricionistas (AEN)
Asociación Toxicológica Argentina (ATA)
Centro de Información y Atención de Toxicología (CIAT) de San Luis Potosí – México
Centro de Información Toxicológico (CENTOX) – Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia- Universidad Nacional Autónoma de Honduras

Centro de Investigación e Información de Medicamentos y Tóxicos (CIIMET) – Centros
Regionales del Convenio de Estocolmo y del Convenio de Basilea – Universidad de Panamá
Confederación Farmacéutica Argentina – COFA
Corporación RITA-Chile
División de Estudios Superiores para la Equidad – Facultad de Medicina – Universidad
Autónoma de San Luis Potosí – México
Equipo de Investigación en Salud SocioAmbiental de la Universidad Nacional de Villa María

Córdoba
Fundación HCV Sin Fronteras
Fundartox
Grupo de investigacion en riesgos químicos para la salud pública y el medioambiente
(RiSAMA) de la URJC
Instituto del Conurbano (ICO) – Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS)
Liga Argentina de Protección al Diabético (LAPDI)
Maestría en Medicina Ocupacional y Medio Ambiente de la Universidad San Martín de Porres

Perú
Maestría en Toxicología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia
Observatorio de Salud
PROYSEG Panamá (Proyectos y Seguridad de Panamá)
Red Bioética Capítulo Argentino
Red de Centros Toxicológicos de Centro América (REDCIATOX)
Red de Salud, Trabajo y Ambiente en América Central (SALTRA)
Red Internacional de Profesionales por los ODS
Red Mexicana de Salud Ambiental Infantil
Red por los derechos de las personas con discapacidad (REDI)
Sociedad Argentina de Diabetes (SAD)
Sociedad Argentina de Epidemiología (SAE)
Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría (SAGG)
Sociedad Argentina de Medicina (SAM)
Sociedad Argentina de Primera Infancia (SAPI)
Sociedad Argentina de Protozoología (SAP)
Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI)
Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE)
Sociedad Científica de Emergentología Argentina (SCEA)
Sociedad de Análisis de Riesgo Latinoamericana (SRA-LA)
Sociedad de Toxicología de Chile (SOTOX)
Sociedad de Toxicología y Ambiente – Círculo Médico de Córdoba
Sociedad de Toxicología y Química Ambiental. SETAC Argentina.
Sociedad Uruguaya de Médicos Toxicólogos (SUMETOX)
Surcos Asociación Civil

El número y la duración de las sequías han aumentado un 29% desde el año 2000.

Un nuevo informe del órgano especializado de las Naciones Unidas contra la desertificación destaca que la humanidad se encuentra «en una encrucijada», en lo que respecta a la gestión de la sequía y necesita acelerar su reducción «urgentemente, utilizando todas las herramientas disponibles».

Motivos para pasar a la acción:

* El número y la duración de las sequías han aumentado un 29% desde el año 2000. * Los imprevistos meteorológicos, climáticos e hídricos acontecidos entre 1970 y 2019 han provocado el 50% de los desastres y el 45% de las muertes relacionadas con estas causas, sobre todo en los países en desarrollo. * Las sequías representan el 15% de las catástrofes naturales, pero se cobraron un gran número de víctimas, aproximadamente 650.000 muertes entre 1970 y 2019. * Las sequías causaron pérdidas económicas mundiales de aproximadamente 124.000 millones de dólares ente 1998 y 2017. * Más de 2300 millones de personas se enfrentan en situación de estrés hídrico en 2022; cerca de 160 millones de niños están expuestos a sequías graves y prolongadas. Leer más.

La ONU lanza un plan de acción para impulsar la energía limpia y económica a nivel mundial

Con la crisis energética mundial y el empeoramiento de la emergencia climática como escenario, las Naciones Unidas lanzaron este miércoles un Plan de Acción para lograr la transición a la energía limpia y asequible, preparado por una treintena de organizaciones que conforman «ONU-Energía».

La iniciativa incluye un acuerdo con el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago de Chile que busca impulsar la energía solar y el uso de la electricidad para el transporte público y la calefacción. Leer más.

ONU – Energía y sus siete campos de acción:

* Ampliar las medidas conjuntas de ONU-Energía para cerrar la brecha de acceso a la energía y garantizar transiciones energéticas justas e inclusivas que no dejen a nadie atrás. * Impulsar las asociaciones entre diversas partes interesadas potenciando los pactos energéticos, en particular a través de la Red de Acción. * Aumentar el ritmo, encabezando una campaña mundial en favor del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 7, que busca garantizar el acceso a una energía, asequible, segura, sostenible y moderna. * Dar ejemplo, haciendo que las operaciones de las organizaciones de ONU-Energía sean más ecológicas. * Convocar un Foro de Acción Mundial sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 7 al margen de la Semana de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre. * Informar sobre el establecimiento de la agenda mundial mediante análisis y directrices políticas a los principales procesos intergubernamentales. * Aprovechar el poder de los datos, la digitalización y la visualización para reforzar la supervisión, el seguimiento, la rendición de cuentas y la comunicación de resultados.

Disminuye el ritmo deforestación en el siglo XXI, pero los bosques tropicales siguen bajo amenaza

La principal causa de la pérdida de masa forestal es la continua expansión de las tierras dedicadas al cultivo. La región que encabezó la pérdida global de deforestación entre los años 2000 y 2018 fue Sudamérica con 68 millones de hectáreas. La superficie de suelo forestal plantado aumentó en 46 millones de hectáreas en el período 2000-2018.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación alertó este martes sobre la amenaza continua que pende sobre los bosques tropicales, ya sea por el pastoreo de ganado en Sudamérica o por la expansión de las tierras de cultivo, como las plantaciones de palma en Asia. Leer más.

Sufriremos más de una catástrofe al día sino se trabaja en la reducción de riesgos, advierte la ONU

La actividad y el comportamiento del ser humano contribuyen a un número cada vez mayor de catástrofes en todo el mundo, lo que ha puesto en peligro millones de vidas y muchos de los beneficios sociales y económicos alcanzados en las últimas décadas, advierte un nuevo informe de la ONU publicado el martes.

El Informe de Evaluación Global 2022, publicado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) como antesala de la Plataforma Global sobre la reducción del riesgo que se celebrará el próximo mes, revela que en los últimos 20 años se produjeron entre 350 y 500 desastres de mediana y gran escala cada año. Leer más.

El plástico biodegradable no se degrada tan fácil como lo creíamos

El plástico biodegradable PLA podría no degradarse tan rápidamente en el mar, según un nuevo estudio del Institut de Ciéncies del Mar de Barcelona y el Instituto de Investigaciones Mariñas de Vigo.

Los océanos y mares del mundo siguen llenándose de este residuo, que contamina tanto al ecosistema marino como a los humanos. A medida que se va desintegrando en diminutos »micro plásticos», estos suelen ser confundidos por los peces como alimento. Y como toda cadena, si se lo comen los peces, pronto llegarán al plato de comida de los seres humanos. Leer más.

Día Internacional de la Toxicología – 24 de abril

El 24 de abril se celebra el Día Internacional de la Toxicología en honor al nacimiento de Mateo Buenaventura Orfila. (Mahón, 24 de abril de 1787 – París, 12 de marzo de 1853).

Orfila, es considerado el padre de la Toxicología moderna. Desde el punto de vista educativo, sería una buena oportunidad para dar a conocer esta ciencia apasionante, que ya no es sólo la «ciencia de los venenos» como en los tiempos de Orfila, sino que sus saberes se extienden desde el amplio entorno de la toxicología ambiental (pesticidas y otros contaminantes), hasta los rincones más íntimos de nuestra propia casa (toxicidad potencial de los medicamentos y productos de limpieza que usamos y almacenamos, ignorantes muchas veces de su peligrosidad), incluyendo hasta el propio plato de comida ante el que nos sentamos tres veces al día (toxicología de los alimentos) o los peligros inherentes al puesto de trabajo (toxicología laboral).

Día Internacional de la Tierra – 22 de abril

La Tierra esta pidiendo urgentemente que actuemos. Los océanos se siguen llenando de plásticos y se están volviendo más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales, las inundaciones y otros eventos climáticos están afectando a millones de personas. Aún a día de hoy nos enfrentamos al COVID-19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud del ecosistema en que vivimos.

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden acelerar el ritmo de destrucción del planeta.

¿Sabías que?

  • Cada año, el mundo pierde 10 millones de hectáreas de bosques; una extensión similar a Islandia.
  • Los ecosistemas sanos nos ayudan a protegernos de las enfermedades porque la diversidad de especies hace más difícil la propagación de patógenos.
  • Alrededor de un millón de especies animales y plantas se encuentran en peligro de extinción.

Leer más…

Translate »