El Gobierno español declara la emergencia climática

pollution-4796858_640

El Ejecutivo se compromete a adoptar 30 líneas de acción prioritarias, cinco de ellas en los primeros 100 días, para combatir el cambio climático y generar confianza.

El Gobierno español ha declarado la “emergencia climática y ambiental” y se ha comprometido para los primeros 100 días de mandato con acciones urgentes como la remisión al Parlamento de la Ley de Cambio Climático y la definición de la senda de descarbonización para la neutralidad climática en 2050.

Así lo ha avanzado la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que también ha anunciado la creación de una asamblea ciudadana del cambio climático, que incluirá la participación de los jóvenes.

El Consejo de Ministros ha aprobado esta declaración y el compromiso de adoptar 30 líneas de acción prioritarias, cinco de ellas en los primeros 100 días, para combatir el cambio climático y generar confianza, así como sumar esfuerzos y “no dejar a nadie atrás, para abordar las dificultades de los más vulnerables”, ha añadido Ribera.

También en la rueda de prensa, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha defendido incentivos fiscales para que el sistema pueda acoger e impulsar la transformación y alcanzar en 2050 la neutralidad de carbono.

El objetivo de la declaración es lograr un futuro común, más justo y equitativo, que aproveche las oportunidades de la transición ecológica mediante políticas trasversales, que pongan al ciudadano en el centro, y no se autorizarán nuevas solicitudes de exploración, permisos de investigación o concesiones de explotación de hidrocarburos, ni para actividades de fracking.

El acuerdo compromete al Ejecutivo a aprobar un plan de acción de educación ambiental para la sostenibilidad antes de que acabe el año y a poner en marcha un plan nacional de salud y medio ambiente.

El mismo insta a estrechar sinergias con las políticas de desarrollo rural, de protección de la biodiversidad y el impulso de oportunidades para la transición energética, para generar nuevo empleo verde.

La declaración recoge la necesidad de adoptar la estrategia de economía circular y una ley de residuos que aborde el problema de los plásticos de un solo uso, para alcanzar “residuo cero” en el horizonte 2050.

También la adopción de una ley de movilidad sostenible y financiación del transporte público, así como medidas para que los municipios de más de 50.000 habitantes establezcan zonas de bajas emisiones de manera urgente.

Además, antes de 2021, se presentará la estrategia de turismo sostenible de España 2030 para aumentar la resiliencia del sector a los efectos del cambio climático y se establece el objetivo de alcanzar el 30 % de superficie marina protegida en 2030.

Fuente:

etbi.eus(2020).El Gobierno español declara la emergencia climática. Recuperado el 21 de febrero del 2020 de :https://www.eitb.eus/es/noticias/politica/detalle/6975447/el-gobierno-espanol-declara-emergencia-climatica-enero-2020/.

Empleos precarios en México: 10.8 millones, el mayor registro histórico.

manufacture-768215_1920

Al menos 19 de cada 100 trabajadores se encontraron al cierre del 2019 laborando bajo un esquema precario reflejado en jornadas extensas, bajos salarios, o una combinación de ambas.

Durante el 2019 se alcanzaron los niveles máximos de trabajadores en condiciones críticas laborales desde que se tiene registro (2005). En promedio, 19 de cada 100 ocupados (19.0%) en el país laboraron el año pasado bajo condiciones precarias en términos de jornada laboral, de nivel de ingresos o de una combinación de ambos factores.

Durante el primer trimestre del ejercicio pasado, la Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación se ubicó en 17.9% de la población ocupada, para el segundo trimestre ésta ascendió a 19.0% y, para el tercero, a 19.5%; al cierre del año se colocó en 19.4%, de acuerdo con cifras desestacionalizadas de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

El porcentaje de trabajadores en condiciones de precarización laboral incrementó de manera pronunciada en sólo un año. Mientras en el 2018 la estadística mostraba que 15 de cada 100 (15.45%) ocupados se encontraban en esta situación, en el 2019 la cifra incrementó a casi 20%, esta situación reflejó un aumento de casi 4 puntos porcentuales. Esto equivale a 10.8 millones de trabajadores en esta condición, 2.4 millones más que hace un año.

La problemática de las condiciones críticas laborales se pronfundiza si se analiza la población ocupada por nivel de ingresos; los trabajadores que ganan menos son los mismos que presentan jornadas más largas.

Para el 2019, el 30% de quienes trabajan jornadas de 49 a 56 horas por semana perciben como máximo dos salarios mínimos al mes (3,080 pesos) y son también el 29% de los que trabajan jornadas superiores a 56 horas semanales.

Otro de los indicadores laborales que mostró un retroceso en material laboral durante dicho periodo fue la Tasa de Ocupación Parcial y Desocupación, que incluye a todos los mexicanos que, o están desempleados o están ocupados parcialmente. Es decir, que no tienen empleo o que tienen algunas ocupaciones no formales que suman menos de 15 horas de trabajo por semana.

Sólo del 2018 al 2019 mostró un incrementó de 0.5 puntos porcentuales pasando de 9.0% de los económicamente activos a 9.5 por ciento.

Por su parte, la Tasa de Subocupación también se mantuvo en niveles altos. El promedio de los cuatro trimestres del 2019 mostró que 7 de cada 100 (6.9%) ocupados están en búsqueda de un empleo adicional al que tienen para completar sus necesidades temporales o económicas.

Informalidad cayó en una década
La informalidad laboral, una de las problemáticas más importantes del mercado laboral mexicano, sí mostró un avance en los últimos diez años. El concentrado de trabajadores informales pasó de representar al 60.0% a finales del 2009 a 56.2% a finales del 2019.

Este avance reflejó una reducción de 3.8 puntos porcentuales en la proporción de ocupados que se encuentran laboralmente vulnerables. La informalidad laboral no sólo es otra forma de precarización, también vulnera a los trabajadores en otras esferas sociales, como la salud, la seguridad social y la recreación.

La Tasa de Informalidad Laboral expresa a la población ocupada que no cuenta con afiliación laboral conforme a la leyes vigentes, ya sea por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja o por el tipo de ocupación que realiza. La mayoría de los informales no cuentan con sistemas de seguridad social contributivos, prestaciones laborales, contratos establecidos e incluso pueden no tener acceso a instituciones de salud.

Aún con el avance en la reducción de la informalidad, en México todavía 56 de cada 100 trabajadores, más de la mitad, se encuentra bajo estas condiciones.

La problemática se intensifica para los trabajadores con niveles bajos de ingresos. Por ejemplo, durante el 2019 el 60% de los trabajadores que percibían como máximo dos salarios mínimos al mes (3,080 pesos) no tuvieron ninguna prestación social. Esa proporción era de 48% hace seis años.

Estas cifras reflejan la intensificación de las precarización laboral. Cada vez son más los trabajadores más pobres que no tienen acceso a prestaciones básicas de ley como el acceso a instituciones de salud.

Fuente: García, Ana Karen. El economista (2020). 10.8 millones de mexicanos tienen empleos precarios, el mayor registro histórico. Recuperado el 14 de febrero de 2020 de: https://factorcapitalhumano.com/leyes-y-gobierno/10-8-millones-de-mexicanos-tienen-empleos-precarios-el-mayor-registro-historico/2020/02/

Evacuación total en Filipinas.

Volcán Taal

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas han reiterado la necesidad de evacuar totalmente la isla, ante el riesgo de que se vuelva a producir otra peligrosa erupción en horas o días.

Cerca de 100.000 personas han sido evacuadas de la región filipina de Calabarzón tras la erupción del volcán Taal, según ha informado este viernes el Consejo Nacional para la Gestión y la Reducción de Desastres Naturales (NDRRMC). De esta cifra, un total de 70.413 personas, unas 16.000 familias, han sido acogidas en 300 centros de evacuación en todo el país, según ha recogido el diario ‘Philstar’.

Las provincias de Batangas y Cavite han sido declaradas en estado de calamidad. En la zona trabajan 12.267 agentes de la Policía de Filipinas en áreas de evacuación y en zonas desalojadas.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs) ha mantenido la alerta nivel cuatro a causa del volcán, lo que significa que es posible que se vuelva a producir otra peligrosa erupción en horas o días. Desde el organismo han reiterado la necesidad de evacuar totalmente la isla del volcán Taal y las zonas identificadas de alto riesgo, dentro de un radio de 14 kilómetros desde el cráter del volcán y a lo largo del valle del río Pansipit. Además, han recomendado a los ciudadanos que vivan en la zona que se protejan de los efectos que puede producir la caída de ceniza.

Filipinas se encuentra en el llamado Anillo de Fuego, un cinturón de volcanes en una zona del océano Pacífico donde se suelen registrar terremotos con frecuencia. Taal, que es uno de los volcanes más activos de Filipinas, ha entrado en erupción en más de 30 ocasiones en los últimos cinco siglos, la última en 1977. En 1911, una erupción de Taal acabó con la vida de 1.500 personas y otra registrada en 1754 se prolongó durante varios meses.

Fuente: Euskal Irrati Telebista (2020). Cerca de 100.000 evacuados en Filipinas tras la erupción del volcán Taal. Recuperado el 24 de 2020 de: https://www.eitb.eus/es/noticias/internacional/detalle/6967784/erupcion-volcan-taal-filipinas-100000-personas-evacuadas/

Cómo protegerse del coronavirus.

mask-1954673_640

Según la Organización Mundial de la Salud “Los coronavirus son una extensa familia de virus, algunos de los cuales puede ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el SRAS (síndrome respiratorio agudo severo). Los virus de esta familia también pueden causar varias enfermedades en los animales.
Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV)
Esta cepa de coronavirus se identificó por primera vez en Arabia Saudita en 2012. Hasta ahora solo se ha descrito un pequeño número de casos, y los datos sobre su transmisión, gravedad e impacto clínico son muy reducidos.”

La Universidad Nacional Autónoma de México, mediante Gaceta UNAM, da a conocer una serie de recomendaciones y precauciones al viajar a Asia Oriental y así protegerse del coronavirus.

Personas que viajan a provincias de China, donde se registra la mayor cantidad de casos del nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV), son las que están en mayor riesgo de contagio, por lo que la Clínica de Atención Preventiva del Viajero (CAPV) de la UNAM recomienda extremar precauciones al visitar Asia Oriental e Insular.

El también llamado virus de Wuhan o neumonía de Wuhan se contagia al visitar secciones de venta de animales en mercados, al estar en contacto directo con animales de corral en áreas rurales; al manipular productos y/o artesanías derivados de animales, como caparazones y pieles, y al consumir carne mal cocida, alerta la entidad universitaria.

2019-nCoV es capaz de causar neumonía, pero por lo general la enfermedad es moderada; sólo 20 por ciento de los casos son graves, y sus síntomas inician con insuficiencia respiratoria (falta de aliento). En muy pocos casos puede ocasionar la muerte, afirma la CAPV. Este virus afecta las vías aéreas bajas (de la tráquea a los bronquiolos) y está relacionado con el SARS-CoV y MERS-CoV. Posterior a la infección, el tiempo de incubación es de cinco a siete días. Los primeros síntomas son fiebre, malestar general, tos seca y dificultad respiratoria.

Hasta ahora, no se ha confirmado el agente portador ni el mecanismo de transmisión, pero se cree que tiene relación con los mercados de mariscos y con el contacto con animales de corral o salvajes, en Asia Oriental. Lo que sí se ha corroborado es la transmisión de ser humano a ser humano.

Recomendaciones

La entidad universitaria recuerda que no hay vacuna ni tratamiento disponible para este nuevo subtipo de virus, por lo que aconseja a los viajeros acudir a la Clínica de Atención Preventiva del Viajero (Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, terminal dos) con tres o cuatro semanas de anticipación, para conocer las medidas sanitarias.

Ante la alerta por la probable infección de este virus, la CAPV de la Universidad Nacional recomienda lo siguiente, particularmente a las personas en riesgo: Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, pues las gotas que se emiten al estornudar, toser o hablar pueden permanecer en las manos, dando al virus la posibilidad de sobrevivir.

También, mantener la higiene nasal, y al toser o estornudar cubrirse boca y nariz con un pañuelo o flexionando el codo y evitar el contacto con personas enfermas de las vías respiratorias, y el contacto directo con animales.

Además, no acudir a mercados donde se venden animales vivos de corral y consumir alimentos bien cocidos.

El 31 de diciembre de 2019 se identificaron los primeros casos de 2019-nCoV en Wuhan, provincia Hubei, China, y hasta el 21 de enero se han reportado nuevos casos en las provincias de Guangdong, Beijing, Shanghái, Sichuan, Shandong, Yunnan, Guangxi y Taiwán. A partir del 13 de enero se han dado a conocer casos importados desde China en Tailandia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos.”

Fuente: Laura Romero. Gaceta UNAM (2020). Precauciones al viajar a Asia Oriental. Cómo protegerse del coronavirus. Recuperado el 23 de enero de 2020 de: gaceta.unam.mx/como-protegerse-del-coronavirus/

Delta del Ebro.

spain-1006440_640

Las olas quiebran la franja de la desembocadura e invaden miles de hectáreas de arrozales

La fuerza del mar ha causado daños severos en el delta del Ebro. El oleaje provocado por la borrasca Gloria ha destrozado la franja costera de la desembocadura, sobre todo en el margen izquierdo, la zona de Deltebre y Riumar, y el agua salada ha inundado miles de hectáreas de arrozales. Un mal irreparable para la próxima cosecha y un estropicio de consecuencias amenazantes para un espacio de frágil equilibrio ecológico. “No recordamos nada parecido”, ha lamentado el alcalde de Deltebre, Lluís Soler.

Para este martes por la tarde se ha convocado, de manera urgente, una reunión de la Mesa de Consenso del Delta, un organismo que está integrado por los Ayuntamientos de Deltebre, Sant Jaume d’Enveja, Amposta, Sant Carles de la Ràpita, l’Aldea, Camarles y l’Ampolla, y las comunidades de regantes de los canales de la izquierda y la derecha del Ebro. De esa reunión saldrá una primera valoración de la afectación que ha causado el temporal que, de manera provisional, se estima en unas 3.000 hectáreas afectadas.

La franja de tierra del delta estaba ya muy débil por efecto de temporales anteriores y por la progresiva regresión de la costa frente al empuje del mar. Sin barrera natural que pudiese parar la fuerza del mar, las olas han desbordado las playas y han penetrado hasta tres kilómetros tierra adentro, donde se han tragado grandes extensiones de arrozales. El agua salada quema la tierra y la semilla e imposibilita el crecimiento del arroz, con lo que el primer efecto del temporal se notará en una merma considerable de la próxima cosecha.

Fuente: El país (2020). El mar se come el delta del Ebro. Recuperado el 21 de enero de 2020 de: https://elpais.com/ccaa/2020/01/21/catalunya/1579619649_057372.html

Invierno en Pakistán y Afganistán

hunza-2211845_640

La cruda temporada ha desatado avalanchas, inundaciones y otros desastres naturales en varias regiones de ambos países.

Avalanchas, inundaciones y otros fenómenos climáticos extremos en este invierno (boreal) han provocado al menos 130 muertos en Pakistán y su vecino Afganistán, informaron este martes las autoridades de estos países que intentan llegar hasta personas aisladas por la nieve.

Unas 93 personas perecieron y 76 resultaron heridas en Pakistán, donde hay también varios desaparecidos. En Afganistán han muerto 39 personas y hay 60 heridas, según cifras brindadas por funcionarios de ambos países. Las previsiones meteorológicas para los próximos días son preocupantes. La Cachemira paquistaní fue la región más afectada con 62 muertos y 10 desaparecidos, según un comunicado de la Autoridad nacional de gestión de catástrofes (NDMA). Al menos 19 personas murieron y otras 10 fueron declaradas desaparecidas en el pintoresco valle de Neelum, donde las fuertes nevadas provocaron una gran avalancha.

Raja Shahid, adjunto al responsable administrativo de este valle, vecino de la Cachemira india, por su parte informó sobre 58 muertos y 47 heridos en avalanchas, que destruyeron más de 150 casas y comercios. La nieve también sepultó a 31 personas en la provincia de Baluchistán (suroeste), según la NDMA. Centenares de personas se encuentran por completo aisladas. La mayor parte de las víctimas son mujeres y niños. Las autoridades locales cerraron escuelas, mientras que varias carreteras quedaron inutilizadas en las zonas montañosas del norte, según las autoridades locales.

A lo largo de la frontera entre Afganistán y Pakistán, más de 300 casas fueron destruidas o dañadas parcialmente debido a la “ola de frío, las fuertes nevadas y lluvias que empezaron hace dos semanas”, según Ahmad Tamiim Azimi, portavoz de la Autoridad nacional afgana de gestión de catástrofes (ANDMA). En la provincia afgana de Herat, siete miembros de una misma familia fallecieron al derrumbarse el techo de su casa. Los duros inviernos suelen causar víctimas en Afganistán, especialmente en las remotas zonas montañosas del país.

 

 

Fuente: El informador (2020). Mueren más de 130 personas durante el invierno en Pakistán y Afganistán. Recuperado el 15 de enero de 2020 de: https://www.informador.mx/internacional/Mueren-mas-de-130-personas-durante-el-invierno-en-Pakistan-y-Afganistan-20200114-0090.html

Incendios en Australia.

koala-630117_1920

La mujer se quita la camisa para envolver al koala que, desorientado, trata de subirse a un árbol rodeado de llamas. Aún en sujetador, la vecina de Port Macquarie (Australia) rocía con una botella de agua al animal, que gime, para apagar el fuego de sus patas. El vídeo se hizo viral en noviembre. Desde entonces los incendios en Australia no han cesado. Han ardido 10,3 millones de hectáreas, una superficie superior al territorio de Portugal. Hay 28 víctimas mortales y 2.000 viviendas calcinadas. Lewis, como bautizaron al marsupial al que tuvieron que practicarle la eutanasia, es uno de los 1.000 millones de animales muertos en los incendios.

La cifra es una estimación de Christopher Dickman, profesor en Ecología Terrestre en la Universidad de Sídney y expresidente de la Real Sociedad Zoológica de Nueva Gales del Sur. Se basa en un estudio de densidad animal de la asociación ecologista WWF de 2007. “No hay nada que se pueda comparar con esta devastación. Es un suceso monstruoso”, declaró Dickman a la radio estadounidense NPR. “Australia tiene una de las tasas más altas de extinción de mamíferos. Y acontecimientos como este podrían acelerar la extinción de nuevas especies”.

La estimación incluye mamíferos (salvo murciélagos), pájaros y reptiles y deja fuera insectos, ranas y otros invertebrados. Algunos expertos señalan que la cifra podría ser menor dado que, al ser un cálculo por densidad de animales, Dickman no cuenta a todos los que han logrado escapar del fuego. Mientras, WWF cifra en 1.250 millones los animales afectados, incluyendo muertos, heridos y aquellos que no van a poder sobrevivir por la pérdida de sus hábitats.

En los incendios, explican los expertos, los animales no solo mueren calcinados o asfixiados. Aquellos que se entierran para salvar las llamas, como roedores y reptiles, reemergen en áreas devastadas donde no encuentran alimento o donde son una presa fácil para sus depredadores. Las aves tampoco lo tienen fácil para competir con otras que ya viven en las áreas a las que han huido. “Incluso si algunas especies no se ven afectadas por los incendios, pueden verse indirectamente afectadas por la pérdida y la ruptura de los vínculos e interacciones vitales dentro de los ecosistemas”, explica Euan Ritchie, profesor de Ecología de Vida Silvestre en la Universidad de Deakin. “Por ejemplo, las plantas que sobreviven al fuego pueden sufrir ya que sus polinizadores (insectos y murciélagos) probablemente han sido diezmados”, añade. Además, señala, surgirán otros problemas para la fauna por la erosión del suelo y la contaminación de los ríos con la ceniza de los incendios.

Este mismo lunes, la ministra australiana de Medio Ambiente, Sussan Ley, ha anunciado que el Gobierno aportará 50 millones de dólares australianos (31 millones de euros) para ayudar a la fauna salvaje dañada por el fuego. Las prioridades de esta partida serán los cuidados de los animales heridos, la protección de las especies amenazadas, el control de depredadores y parásitos que amenazan a las especies más vulnerables tras los incendios y la protección de las zonas que no se han quemado para crear “arcas” donde animales y plantas se puedan recuperar.

En plena crisis humanitaria por los fuegos, miles de voluntarios se han volcado para ayudar a los animales de su entorno. Dejan agua y alimento a su alcance o los transportan en sus coches hasta hospitales veterinarios. Algunos cuidan de koalas en sus casas o rescatan crías de canguro de las bolsas de las madres fallecidas. Asociaciones de todo el mundo están tejiendo guantes y bolsas de tela para los marsupiales heridos o huérfanos. Y el Gobierno de Nueva Gales del Sur, uno de los Estados australianos más afectados por la ola de fuegos, ha desplegado helicópteros para lanzar más de dos toneladas de zanahorias y boniatos en diferentes puntos donde habita el ualabí, un marsupial endémico. El Ejecutivo, según Efe, también ha instalado cámaras para observar el consumo de la comida por parte de los animales.

“En Australia el 80% de la fauna es endémica, no se conocen en otro lugar animales como el koala, el oposum pigmeo de montaña o el petauro gigante, por lo que las consecuencias de su pérdida son dramáticas a escala global”, explica Diana Colomina, coordinadora de bosques en WWF España especificando que en la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en Australia hay 17 que lo están por incendios forestales, y se concentran en Nueva Gales del Sur y Victoria, las zonas más afectadas por estos fuegos. “Es difícil imaginar una peor temporada de incendios forestales”, añade Ritchie, “en áreas de alto valor para la biodiversidad donde muchas especies de plantas y animales tienen un riesgo de extinción inminente y genuino”.

David Ritter, consejero delegado de Greenpeace en la región Australia Pacífico, señala entre las especies en una situación más urgente la rana Corroboree, la zarigüeya pigmea de montaña, la cacatúa lustrosa o el quol tigre. “Debido a los incendios pueden ser aniquilados”, dice. Y añade: “La mejor manera de salvaguardar el futuro de especies icónicas es limitar la expansión urbana y reducir rápidamente las emisiones, para que los incendios no se vuelvan catastróficos como este año”. Los fuegos siempre han formado parte del calendario australiano, aunque nunca tan temprano ni con tanta magnitud

 

Fuente: El País. “Incendios en Australia, en llamas. Recuperado el 13 de enero de 2020 de: https://elpais.com/sociedad/2020/01/12/actualidad/1578856851_053264.html

Australia tiene cada vez más días propicios para incendios “catastróficos”

image1170x530cropped[1]

El cambio climático y el aumento de las temperaturas están contribuyendo a que el país sufra, cada vez, incendios más graves. El de 2019 ha sido el segundo periodo de enero a octubre más cálido registrado en Australia desde hace 110 años, con lo que ha aumentado el número de días en los que los fuegos son más factibles.

Los expertos meteorológicos de la ONU, haciéndose eco de los llamamientos del Gobierno de Australia, han pedido a la población que extreme el cuidado ante los graves incendios que sufren en el este del país y que ya han dejado al menos tres víctimas mortales.

“Además de la amenaza física inmediata, cuando las autoridades emiten un mensaje de peligro de incendio catastrófico, el mensaje básicamente es: “Sal, aléjate “, explicó a los periodistas Clare Nullis, portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La Oficina de Meteorología de Australia define la situación como “en evolución y peligrosa”, y Nullis añadió que las condiciones probablemente seguirán siendo secas, con poco o ningún pronóstico de lluvia. “Los incendios se deben a una combinación de factores que incluyen baja humedad del suelo, calor y, lo que es más importante, dirección y velocidad del viento”, explicó.

Nueva Gales del Sur ha declarado la emergencia ya que partes del estado, incluyendo el área metropolitana de Sydney y Queensland, enfrentan un peligro de incendio “catastrófico”, el nivel más alto nivel de advertencia. “Catastrófico no es una palabra que los servicios meteorológicos utilicen a la ligera”, decía la portavoz que pedía a la población que abandone esas áreas.

Aunque los incendios forestales y de pastos son comunes en Australia, cada vez son más graves por el aumento de las temperaturas.

2019, el segundo más cálido en 110 años.

Servicio de bomberos y emergencias de Queensland

 

“Según la Oficina de Meteorología de Australia, el de 2019 ha sido el segundo periodo de enero a octubre más cálido registrado en Australia desde hace 110 años”, dijo Nullis, y agregó que el número de días que se consideran propicios para los incendios ha aumentado. “Ha habido un aumento asociado en la duración de la temporada de incendios y el cambio climático, incluido el aumento de las temperaturas, que están contribuyendo a estos cambios.

Según la OMM, muchas comunidades en riesgo enfrentan vientos de 60 a 80 kilómetros por hora y temperaturas de entre 35° C y 39 ° C.

Aunque se pronostica un frente de clima frío que puede aliviar los riesgos de incendio, “una combinación de vientos secos y racheados y un cambio en la dirección del viento hace que las personas en las áreas afectadas deben permanecer vigilantes”, insistió Nullis.

Entre 1967 y 2013, los grandes incendios forestales de Australia causaron más de 8000 heridos y 433 muertos. Durante el mismo período, los incendios forestales costaron aproximadamente 3200 millones de dólares.

Fuente: https://news.un.org/es/story/2019/11/1465311

Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis

tsunami-67499_960_720

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis.

Este año se cumple el 15º aniversario del tsunami del océano Índico, en el que 230.000 personas perdieron trágicamente la vida en 14 países. Desde entonces, ha habido grandes mejoras en los sistemas de alerta temprana, no solo en el océano Pacífico, sino también en el océano Índico, el Caribe, el Atlántico Nordeste y el Mediterráneo, entre otros, gracias a lo cual se han salvado muchas vidas.

Sin embargo, se desprende claramente del aumento en las pérdidas económicas durante los últimos 20 años que aún no hemos captado del todo la importancia de que las infraestructuras esenciales estén protegidas de los desastres. Esto es fundamental para evitar las interrupciones en los importantes servicios públicos durante los tsunamis, los terremotos y los fenómenos meteorológicos extremos.

Los riesgos siguen siendo inmensos. Se calcula que 680 millones de personas viven en zonas costeras bajas; en 2050, podrían superar los 1.000 millones. Al mismo tiempo, el aumento del nivel del mar causado por la emergencia climática puede exacerbar aún más el poder destructivo de los tsunamis.

La reducción del riesgo será crucial en nuestro empeño por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis, aliento a los gobiernos, las autoridades locales y el sector de la construcción a que trabajen en pro de un desarrollo en el que se tengan en cuenta los riesgos e inviertan en la resiliencia.

 

Fuente:

ONU México (2019). Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis. Recuperado el 06 de noviembre de 2019 de: http://www.onu.org.mx/mensaje-del-secretario-general-con-motivo-del-dia-mundial-de-concienciacion-sobre-los-tsunamis/